Vitamina E

Las Vitaminas

Todas las vitaminas, minerales y alimentos donde encontrar vitaminas.

La vitamina E, también denominada Tocoferol es una vitamina liposoluble que ingresa al organismo a través de una gran cantidad de alimentos. Tiene funciones muy importantes en el organismo como la fertilidad y la formación de tejidos.

Vitamina E

Al ser liposoluble, la vitamina E se disuelve en aceites y grasas y se consume a través de alimentos ricos en grasas. Las vitaminas liposolubles se acumulan en el cuerpo por lo que no es necesario consumirlas diariamente. Al contrario, el exceso puede ser perjudicial. La vitamina E se almacena en el hígado y en los tejidos adiposos del organismo.

A diferencia de la Vitamina C y la Vitamina B, que son hidrosolubles, la vitamina E no es destruida en el proceso de cocción, aunque sí sufre degradación por congelamiento. Esto permite que el ingreso de la vitamina sea mayor y más duradero en el organismo.

¿Para qué sirve la Vitamina E?

La vitamina E participa, principalmente, en la producción de glóbulos rojos en el organismo. Asimismo, colabora en un grado significativo en la formación de músculos y tejidos del cuerpo.

Asimismo, la Vitamina E se relaciona con la formación de células masculinas y la antiesterilización. La vitamina E y fertilidad constituyen un complejo mecanismo a partir del cual la acción antioxidante colabora en la producción de los espermatozoides, principalmente en la maduración, y en la formación de los óvulos. Asimismo, asegura el correcto funcionamiento de la placenta.

Las propiedades antioxidantes contribuyen a todo el cuerpo. Entre sus muchas funciones se encuentra la protección de la glándula suprarrenal y se la recomienda en casos de esterilidad masculina, durante el embarazo, en casos de abortos o partos prematuros, en el exceso de sangrado durante la menstruación, en lesiones dérmicas, en problemas oculares, para combatir la cirrosis y como traba del envejecimiento prematuro.

La vitamina E para la piel se utiliza como suplemento de cremas anti arrugas, ya que gracias a sus capacidades antioxidantes puede desactivar los radicales libres causantes de las arrugas y de las marcas de envejecimiento. Es decir que las propiedades de la vitamina E detienen el proceso de descomposición de las células producto del oxígeno en sangre.

Alimentos con Vitamina E

La vitamina E se encuentra, principalmente, en los alimentos ricos en grasas y aceites.

Los alimentos ricos en Vitamina E son:

  • aceites vegetales,
  • chocolates,
  • verduras,
  • leche,
  • frutas,
  • girasol,
  • margarina,
  • mayonesa,
  • nueces,
  • almendras,
  • hígado,
  • trigo,
  • legumbres

Hoy en día también se pueden conseguir alimentos reforzados con vitamina D y vitamina E, ya que la primera es indispensable para la formación correcta de los huesos y la segundo para la maduración de los órganos reproductores y la producción de glóbulos rojos y tejidos. Estos alimentos reforzados están enfocados, sobre todo, a los bebés y niños pequeños que necesitan fortalecer sus huesos y músculos.

Ver más alimentos ricos en vitamina E.

Carencia de Vitamina E

Las deficiencias de esta sustancia en el organismo pueden producir anemia, pérdida de la fertilidad y distrofia muscular. Asimismo, se conocen casos de deficiencia que acabaron en trastornos neurológicos, lo que se debe a que no hay suficiente mielinizaciones en los axones neuronales como para que el impulso nervioso se transmita de forma adecuada.

Muchas veces, la carencia puede estar dada por una alteración en la absorción por parte del intestino de la vitamina y no por un consumo bajo de los alimentos. En los casos de sufrir sintomatología relacionada con la carencia de vitamina E, es necesario consultar a un especialista para que determine cuál es la causa de la deficiencia y pueda administrar un suplemento dietario.

Exceso de Vitamina E

La Vitamina E no debe consumirse en exceso, ya que al ser una vitamina liposoluble se acumula en el cuerpo y puede convertirse en una sustancia tóxica para el organismo. No obstante, el exceso de dosis debe ser de diez veces más que la cantidad recomendada por día. Los casos más comunes de sobreexceso de consumo de Vitamina E se han visto en niños y deportistas, debido a la falsa creencia de que un aumento vitamínico acelera el crecimiento y el rendimiento físico.

Los síntomas de exceso de vitamina E en el organismo se relacionan con náuseas, gases y diarrea. Asimismo, la coagulación de la sangre aumenta, por lo que no se recomiendan altas dosis de Vitamina E en pacientes que consuman coagulantes. Consulte con su médico cuál es la dosis recomendada según su historial médico.

Artículos relacionados con Vitamina E