Vitamina B5

Las Vitaminas

Todas las vitaminas, minerales y alimentos donde encontrar vitaminas.

La vitamina B5 pertenece al complejo de vitaminas B. Estas, a su vez, pertenecen al grupo de las vitaminas hidrosolubles, las que se disuelven en agua.

Esta propiedad permite su eliminación por la orina y conlleva una gran pérdida de estas sustancias durante la cocción. Además, no son acumuladas por el organismo en forma de reserva, por lo que es necesario consumirlas periódicamente a través de la ingesta de alimentos ricos en estas sustancias.

Vitamina B5 o Ácido Pantoténico

Se recomienda, como forma de apaliar esta pérdida, utilizar el agua de la cocción de las verduras y hortalizas para no perder esas vitaminas que han quedado disueltas en el agua.

¿Para qué sirve la vitamina B5?

Esta vitamina, también denomina ácido pantoténico, se encarga (junto a la vitamina B6) de la asimilación de carbohidratos, proteínas y grasas, lo que es imprescindible para la vida celular.

Se utiliza principalmente como forma de aliviar los trastornos de estrés, gracias a que el ácido pantoténico sintetiza hormonas antiestrés a partir del colesterol. Esto último también reduce la cantidad de colesterol que hay en el organismo, por lo que previene infartos y enfermedades cardíacas.

La vitamina B5 es indispensable para el funcionamiento correcto del sistema inmunológico, ya que junto con la vitamina B12 mantiene el sistema inmune lo suficientemente fuerte para prevenir y combatir las enfermedades.

Por otro lado, esta vitamina también sintetiza el hierro en el organismo, por lo que su escasez puede dar lugar a la anemia.

El ácido pentatónico cumple otras funciones en el organismo, como la regulación de la acidez estomacal, disminuye los síntomas de la migraña, interviene en la formación de insulina y es indispensable para el correcto metabolismo y funcionamiento del sistema nervioso.

Alimentos con vitamina B5

Una gran cantidad de alimentos son fuentes de vitamina B5. El ácido pantoténico se puede encontrar en fuentes de origen animal. Esta vitamina está contenida en todos los alimentos de origen animal, aunque hay algunos que se destacan por tener mayores aportes. Se puede encontrar altos niveles de vitamina B5 en alimentos como hígado, vísceras, carne de ave y huevos.

Por otra parte, los vegetales son otra fuente donde se encuentra la vitamina B5. Principalmente en las levaduras, el brócoli, tomates, patatas, hongos y legumbres.

Asimismo, existen suplementos dietarios sintetizados en laboratorios como forma de suplementar las carencias de ácido pantoténico.

Ver más alimentos ricos en vitamina B5.

La vitamina B5 y el acné

Se ha comprobado que el consumo de ácido pantoténico contribuye a la eliminación de las espinillas y forúnculos que se forman en la piel de adolescentes y adultos que sufren de acné. Esto se debe a que la vitamina B5 contribuye a un afinamiento de la piel y una reducción del tamaño de los poros. Además, el acné se produce por exceso de secreciones sebáceas, lo que también se controla con el consumo de ácido pantoténico. Finalmente, la fortaleza del sistema inmune como consecuencia del consumo de ácido pantoténico permite que las bacterias sean eliminadas con rapidez y esto evita que los poros se infecten dando lugar a barritos con pus.

La estructura de la vitamina B5 la convierte en una sustancia imprescindible para la salud del cabello, piel y uñas, además de contribuir a mejorar alergias y curar las ampollas dérmicas.

Asimismo, se utilizan cremas con ácido pantoténico en áreas de alrededor de los ojos, ya que se ha comprobado que su función reparadora de la dermis también contribuye al aclaramiento de las ojeras. Esto es así debido a que repara los pequeños vasos sanguíneos que se rompen y dan el aspecto oscuro.

Carencia de vitamina B5

Como cualquier vitamina del grupo B, no es común que se encuentren déficits de ácido pantoténico en el organismo. Esto se debe a que esta vitamina se encuentra en múltiples alimentos de diferentes orígenes. Las deficiencias se encuentran, principalmente, en casos de malnutrición severas. Se sabe que los síntomas que acompañan al déficit son fatiga, dolor de cabeza, insomnio, náuseas, vómitos, adormecimiento y pérdida de la sensibilidad.

Asimismo, se conoce un episodio de la historia en el que el déficit ácido pantoténico dio lugar al síndrome de “pie quemante”, que afectó a muchos prisioneros de la segunda guerra mundial en Asia y que se manifestó con trastornos neurológicos, hipoglucemia y problemas gástricos.

Artículos relacionados con Vitamina B5